Hacer testamento es algo en lo que no solemos pensar, pero es realmente útil y necesario. Y ¿cuándo es el momento apropiado para hacerlo? Cualquier momento puede ser el idóneo, basta con querer ordenar la sucesión de todos tus bienes.

Tienes que saber que hacer testamento no es obligatorio, aunque es un trámite muy sencillo mediante el cual una persona decide el destino de sus bienes, después de su muerte.

Cómo hacer testamento

Existen varios tipos de testamentos: ológrafo, cerrado o abierto.

  • Ológrafo: Es un documento escrito por la propia persona de su puño y letra, firmado por él y que debe contener la fecha exacta de su redacción.  Si el testador se lo entregó a otra persona para que lo custodiara, ésta tiene la obligación de presentarlo ante notario antes de los diez días desde que tenga conocimiento del fallecimiento y si no lo hace estará obligado a abonar los daños y perjuicios que cause el no haberlo hecho. Debe ser además presentado ante el Juez de Primera Instancia del domicilio del testador para ser convalidado en el plazo de cinco años contados desde el día en que se produce su fallecimiento. Si no se presenta en este plazo, el testamento no será válido.
  • Cerrado: Este testamento lo hace la propia persona y el contenido es secreto, aunque se conoce su existencia. La persona que ha redactado el documento debe entregarlo ante notario en un sobre cerrado. En ese momento el notario identifica a la persona y juzga su capacidad para poder realizar el testamento.
    Para este tipo de testamentos existe una plazo de 10 días desde el fallecimiento para presentarlo ante el juez.
    Las personas invidentes o que no sepan leer o escribir no podrán realizar un testamento cerrado.
  • Abierto: Es aquel que se realiza ante notario y es él quien redacta el documento teniendo en cuenta todas las disposiciones legales.  La persona que quiera redactar el documento solo debe acudir con su DNI. El contenido solo lo conocerá la persona que lo realiza y el notario.  Si la persona no está capacitada para leer o firmar el documento, deberá llevar dos testigos con él.

El testamento es algo que la persona puede revocar y se pueden hacer tantos como se quieran. El válido será siempre el último redactado.  Firmar testamento

Qué pasa si no se hace testamento

Si en el momento de la defunción, la persona no tenía un testamento designado, será la propia ley la que indique como repartir los bienes del fallecido entre los herederos.

Según el derecho común, los legítimos herederos del testamento son los hijos, a ellos les corresponden dos tercios de los bienes del fallecido. En ciertas comunidades autónomas se deben aplicar otras leyes propias de cada comunidad.

Ventajas de hacer testamento

Entre las ventajas de contar con un testamento destacan:

  • Poder decidir las personas herederas. Sin testamento, por ejemplo, las parejas de hecho no pueden heredar.
  • Poder mejorar la herencia de algún hijo o descendiente.
  • Poder nombrar un albacea para que reparta los bienes según tus últimas voluntades.
  • Poder añadir condiciones que se deben cumplir para que las personas puedan heredar.
  • Los herederos pueden resolver conflictos sin falta de acudir al juzgado.
  • El coste del testamento no es nada caro, su precio ronda los 50 – 100 euros como máximo.

Contenidos recomendados

Home Staging

Home staging para alquilar tu casa

Si estás pensado en una manera rápida y eficaz de alquilar o vender tu casa,

Viaje exprés

Cómo planificar un viaje de última hora: puntos a tener en cuenta

Estás tranquilamente navegando por la red y ves un viaje que no puedes dejar escapar o,

Ordenar armarios

Pon en orden tu casa

Cajones llenos de trastos, el armario con la ropa amontonada, habitaciones sin ningún orden…¿te suena?

Ver más contenidos

Síguenos también en nuestras Redes Sociales

la política de privacidad


Place your text here


Acepto la política de privacidad