Las botellas de plástico son de gran utilidad. Gracias a ellas es posible almacenar casi cualquier líquido en un recipiente duradero, flexible y que puede reutilizarse, algo que todos hacemos de vez en cuando. Sin embargo, ¿es seguro usarlas una y otra vez?

¿Qué plásticos son susceptibles de reutilizarse?

Los envases de plástico no poseen siempre las mismas características. Cada líquido requiere de unas condiciones para su contención. Es habitual reutilizar una botella de agua; sin embargo, pronto empezará a estropearse.

El principal problema de estos recipientes es que después del primer uso comienzan a acumular gérmenes y malos olores, un síntoma que suele marcar el fin del uso de la botella. Este es el principal riesgo que asumes al reutilizarlas, aunque no todos los plásticos están realizados en el mismo material.

Hay múltiples tipos de plástico, y cada uno se fabrica con diversos objetivos. En general las botellas de agua, refrescos y otras bebidas comercializadas en los supermercados se fabrican con dos tipos de plástico: el PET (tereftalato de polietileno) y el LDPE (polietileno de baja densidad). No obstante, una botella de leche o una garrafa de aceite están fabricadas en polietileno de alta densidad o HDPE.

Tanto el PET como el LDPE se pueden reutilizar sin mayores peligros, ya que estos materiales son inertes y aptos para la industria alimentaria.

Etiquetas para reconocer los tipos de plásticos

Por razones de seguridad e identificación, los recipientes de plástico cuentan con una etiqueta que indica su material. Se encuentra en relieve, en la parte baja de los recipientes, sola o dentro de un triángulo. Estos son los siete tipos más utilizados:

  • PET (tereftalato de polietileno): ostenta el número uno, y con él se fabrican botellas para alimentación. Se dobla y raya con mucha facilidad, pero es inocuo para la salud humana.
  • HDPE (polietileno de alta densidad): es un plástico rígido utilizado para garrafas de aceite, botellas de leche y otros recipientes que necesitan una mayor resistencia. Puede reutilizarse.
  • PVC (cloruro de polivinilo): está destinado a juguetes o envoltorios de alimentos. No lo reutilices, ya que se va volviendo tóxico con el tiempo.
  • LDPE (polietileno de baja densidad): es seguro, y se usa también para la fabricación de botellas o bolsas de plástico.
  • PP (polipropileno): soporta el calor y actúa como barrera frente a la humedad y las grasas. Es reutilizable, pero se destina a recipientes de mantequilla y productos similares.
  • PS (poliestireno): no se puede reutilizar, ya que se degrada con rapidez y contamina. Es utilizado para envasar y proteger productos en forma de «corcho blanco».
  • Otros plásticos: en el número siete se engloban materiales para fabricación de CDs, biberones y otros utensilios, que pueden reutilizarse o no según el caso.

Así, las botellas de plástico pueden reutilizarse si están fabricadas con un material que lo permita. Aunque su uso no debe prolongarse en el tiempo, debido a la acumulación de gérmenes y malos olores. Por ello, la opción más segura es contar con botellas de cristal u otros materiales pensados para durar. ¡Y no olvides depositar los plásticos en el contenedor adecuado!

Contenidos recomendados

Telemedicina: el futuro cada vez más cerca

Ya hace tiempo que la distancia física dejó de ser un impedimento para establecer un diagnóstico sobre la salud. La telemedicina, término acuñado por la OMS a finales de los 80 del siglo pasado, mejora la asistencia, resuelve nuevas demandas de los pacientes y afronta retos frente al envejecimiento de la población. La inteligencia artificial […]

¿A qué se debe la pérdida de olfato?

La pérdida de olfato se denomina anosmia. Puede tratarse de una situación pasajera o de un problema permanente. También puede ocurrir que experimentes una reducción del sentido; a esa pérdida parcial se la conoce como hiposmia. Descubre qué produce este trastorno otorrinolaringológico, cuáles son las soluciones y cómo afecta a tu vida. Causas de la […]

Alimentos ricos en vitamina D

El estado de alarma se alarga y una de las principales preocupaciones y consecuencias del periodo de confinamiento en nuestras casas es la falta de sol. El astro rey es el encargado de proporcionarnos parte de la vitamina D que nuestro cuerpo necesita, pero también existen una serie de alimentos ricos en vitamina D con […]

Ver más contenidos

Síguenos también en nuestras Redes Sociales

la política de privacidad


Place your text here


Acepto la política de privacidad