Puede que de niño estuvieses horas practicando tu firma o que sea algo que nunca te preocupó y salió de forma natural el día que renovaste tu DNI y ya eras un adulto, pero lo cierto es que todos tenemos una firma que dice de nosotros mucho más de lo que creemos. La grafología es la técnica que estudia la personalidad de un individuo a través de sus grafismos, es decir los rasgos de su escritura. Aunque esta técnica se puede aplicar a cualquier escritura a mano, la firma es una gran opción para estudiar las características de una persona, quizás después de leer este artículo te preguntes qué muestra tu firma sobre tí.

Tamaño

Antes de empezar a analizar tenemos que considerar que el tamaño medio de una firma es entre los 12 y 18 milímetros. Puede parecer obvio pero las firmas que superan el tamaño medio suelen ser de personas extrovertidas seguras de sí mismas y que quieren hacerse ver. En cambio una firma pequeña indica un sentimiento de querer pasar desapercibido, aunque no tiene porqué estar asociado con la inseguridad.

Inclinación

Sobre un folio blanco al realizar nuestra firma podemos dirigirla de tres formas, ascendente, centrada o descendente. La orientación ascendente de la firma indica exigencia, ambición o una necesidad de crecer y superarse. Una firma centrada con ninguna o leve orientación es lo más común y denota una persona equilibrada, que comete aciertos y errores y los acepta.

Por último, una inclinación hacia abajo se corresponde a una persona apática y resignada.

Forma

Si las formas de tu firma son predominantemente rectas y limpias como se puede intuir significa que eres una persona ordenada pero además es señal de una personalidad objetiva y pragmática. En cambio, unas formas redondeadas o líneas curvas muestra rasgos de un personalidad amable y afectuosa. Las formas redondeadas también indican una inclinación hacía la estética y el arte.

Detalles y adornos

Además de la forma básica de nuestra firma existen adornos y florituras que son comunes. Estos pequeños aderezos pueden decir mucho de ti. La ausencia de adornos también habla y es que una firma limpia revela autenticidad y aceptación de uno mismo. Si en cambio pones puntos innecesarios en tu firma, significa que eres prudente pero perfeccionista. Los garabatos que hacen ilegible a la firma corresponden a una mente creativa, original llena de ideas y pensamientos.

No sabemos hasta qué punto estas observaciones pueden definir si una persona es ordenada en casa, profesional en el trabajo o cariñosa con su familia. Lo mejor es que analices tu propia firma y compruebes por ti mismo si estas afirmaciones son ciertas para ti. 

Contenidos recomendados

La sostenibilidad en la moda, ¿es posible?

En los últimos años la conciencia medioambiental ha estado en auge y cada vez más personas cambian sus hábitos para reducir el impacto que causamos en el planeta. En el terreno de la moda, que es de las industrias más contaminantes, cada vez más marcas buscan integrar una producción responsable con el medio ambiente y […]

Descubre los mejores destinos para viajar en invierno

Si tienes pensado hacer un viaje en esta época debes apuntarte estas ciudades que no te puedes perder. El invierno en el mundo tiene muchas caras, en el norte podrás encontrar nieve y en el Mediterráneo sol. Viajar en esta época tiene muchas ventajas, y más si planificas tu viaje con tiempo, ya que podrás […]

Reciclaje de ropa de forma sostenible

¿Por qué es importante reciclar la ropa vieja? La industria textil genera el 8% de las emisiones de gases de efecto invernadero, en general esta industria ha llegado a ser una de las más contaminantes del planeta. Se suman a las emisiones la contaminación por vertidos y la creación de micro plásticos de esta industria. […]

Ver más contenidos

Síguenos también en nuestras Redes Sociales

la política de privacidad


Place your text here


Acepto la política de privacidad