A todos nos pasa que de vez en cuando se nos olvidan ciertas cosas sin importancia, pero el  problema empieza cuando esas pequeñas cosas se convierten en habituales y poco a poco nos va fallando la memoria.

La memoria se puede cuidar al igual que el resto de nuestro cuerpo. A continuación, te vamos a dar ciertos consejos básicos y sencillos que te ayudarán a protegerla y a mantenerla en plena forma.

Mantener la memoria

Dieta sana

Para casi todo lo que tenga que ver con la salud es imprescindible llevar una alimentación saludable. Si el organismo tiene deficiencia de algún nutriente por un lado o por otro acabará haciendo mella en la salud. 

Además de la alimentación sana, para cuidar la memoria existen algunos alimentos que puedes añadir a tu dieta y así darle una protección extra. Estos alimentos son: los frutos secos, el pescado rico en Omega3, los vegetales y los cereales entre otros.

Ejercicio

Otro clásico de una vida saludable: realizar ejercicio con frecuencia. Mantener el cuerpo sana, favorece que nuestro cerebro y la memoria se mantengan activos y jóvenes. Por lo que incluye paseos, andar en bici, nadar…algún deporte en tu vida diaria.

Ejercita la memoria

El cerebro es un músculo que también tenemos que ejercitar individualmente. Realizar ejercicios que ayuden a la memoria como las repeticiones, relacionar datos, rompecabezas, sudokus, crucigramas…cualquier ejercicio que lo mantenga activo y alerta.

Otra buena manera de mantener tu cerebro activo es aprendiendo un idioma. Plantéate este reto y obliga a tu cerebro a esté activo.

Relajación

El estrés es un enemigo de la memoria. Intenta no estar rodeado de estrés ya que lo único que sacarás de ello es empeoramiento físico y mental. Cuando tengas una situación de estrés o ansiedad recurre a técnicas de meditación, al yoga, al Pilates o realiza cualquier actividad que te sirva para despejar y tomar aire.

Los expertos aconsejan que mantengamos el cerebro activo y una buena manera de hacerlo es realizando desafíos. No dejes que tu cerebro se acostumbre  a una rutina, intenta sacarlo de ella siempre que sea posible para que así se active, desarrolle y cree nuevas redes neuronales.

En resumen, para cuidar la memoria, siempre y cuando no tengamos una enfermedad, lo principal es llevar una vida sana: alimentación saludable, ejercicio, relajación y entretenimiento. Nada que no puedas o debes realizar. Si es que al final cuidarnos es más sencillo de lo que parece.

Contenidos recomendados

Telemedicina: el futuro cada vez más cerca

Ya hace tiempo que la distancia física dejó de ser un impedimento para establecer un diagnóstico sobre la salud. La telemedicina, término acuñado por la OMS a finales de los 80 del siglo pasado, mejora la asistencia, resuelve nuevas demandas de los pacientes y afronta retos frente al envejecimiento de la población. La inteligencia artificial […]

¿A qué se debe la pérdida de olfato?

La pérdida de olfato se denomina anosmia. Puede tratarse de una situación pasajera o de un problema permanente. También puede ocurrir que experimentes una reducción del sentido; a esa pérdida parcial se la conoce como hiposmia. Descubre qué produce este trastorno otorrinolaringológico, cuáles son las soluciones y cómo afecta a tu vida. Causas de la […]

Alimentos ricos en vitamina D

El estado de alarma se alarga y una de las principales preocupaciones y consecuencias del periodo de confinamiento en nuestras casas es la falta de sol. El astro rey es el encargado de proporcionarnos parte de la vitamina D que nuestro cuerpo necesita, pero también existen una serie de alimentos ricos en vitamina D con […]

Ver más contenidos

Síguenos también en nuestras Redes Sociales

la política de privacidad


Place your text here


Acepto la política de privacidad