Cómo actuar en caso de atragantamiento, de una caída en el hogar, un corte, una quemadura…Los accidentes que puedes sufrir en el hogar son más comunes y habituales de lo que pensamos. Debido a esto, es importante que sepas reaccionar de manera rápida para minimizar el daño y, para ello, los primeros auxilios te ayudarán.

Los primeros auxilios son medidas urgentes que se aplican en caso de haber sufrido un accidente o una enfermedad repentina. Saber aplicar unas medidas básicas puede salvar la vida, en cambio, utilizar mal una técnica puede tener graves consecuencias. Por ello, es importante que se conozcan las técnicas más básicas de primeros auxilios.

¿Cómo se debe actuar?

PAS son las letras iniciales de la palabras, Proteger, Avisar y Socorrer y corresponden a las tres funciones que es preciso que asuma cualquier persona que actúe en caso de accidente y que debe asumir en este orden:

  • Proteger a la persona afectada de cualquier otro riesgo.
  • Avisar a los servicios de emergencia, llamar al 112
  • Socorrer a las personas afectadas por el accidente hasta que llegue el personal sanitario cualificado.

Lo primero de todo es mantener la calma. No hay que precipitarse a la hora de practicar un primer auxilio. Se debe actuar de manera rápida y efectiva, pero sin precipitarse.

Asegúrate de evaluar el estado del lesionado, si está consciente, respira, se puede mover…Hay que tener una idea general de su estado para aplicarle la técnica correcta.

¿Cuáles son las maniobras más habituales?

Los casos más comunes a los que te puedes enfrentar suelen ser atragantamientos, cortes, quemaduras y/o caídas.

En el caso de los atragantamientos la maniobra más utilizada es la Heimlich. Consiste en colocarse detrás de la víctima y rodearla con los brazos. Una mano debe estar cerrada y colocarse entre el ombligo y el esternón. Con la otra mano se coge el puño y se realiza una fuerte presión hacia arriba cinco veces. Si es necesario repetir.

Si el accidentado está inconsciente por una caída o debido a un atragantamiento se le debe practicar un RCP o reanimación cardio pulmonar. Esta técnica consiste en una combinación de compresiones torácicas y respiraciones. Se deben colocar las manos sobre el esternón, en el centro del tórax con los dedos entrelazados.

Cuando te realizas un corte en el hogar es importante que no utilices algodón o alcohol, ni ningún tipo de polvo o pomadas para curarla. Lo primero es lavar la herida con agua y jabón, después puedes utilizar una gasa estéril para taparla. Si el corte ha sido con un objeto de grandes dimensiones, lo mejor es que no lo intentes sacar, inmovilízalo y solicita ayuda inmediata.

Como decíamos al principio, en caso de tener que realizar primeros auxilios mantén la calma, evalúa la situación, avisa a los servicio médicos y actúa si es necesario.

Contenidos recomendados

Consejos seguros en moto

Consejos para aumentar la seguridad en moto

Si eres de los que le gustas sentir la suave brisa en la cara mientras conduces la moto por la ciudad o prefieres

Conducción eficiente

Pasos para conducir de manera eficiente

Una de las principales preocupaciones de la sociedad en general reside en consumir menos recursos y así disminuir la

Normas de circulación en otros países

Curiosidades sobre la circulación en otros países

Si estás pensando en viajar con tu coche fuera de España o alquilar uno nada más poner los pies en tu próximo destino,

Ver más contenidos

Síguenos también en nuestras Redes Sociales

la política de privacidad


Place your text here


Acepto la política de privacidad