Hoy es un día para recapacitar y pensar de qué manera estamos ayudando a los demás. Puede que realices acciones de voluntariado, que seas socio en diferentes entidades o que seas donante. Aprovechando que es el Día Nacional del Donante de Órganos, queremos hablarte de las diferentes donaciones que puedes realizar y cómo contribuyen todas ellas a mejorar la vida de las personas que nos rodean.

Los datos generales nos muestran que España es el país con mayor número de donantes desde hace 26 años. En 2017 ha habido 46,9 donantes por millón de población (2.183 en total) y 5.259 trasplantes, según datos de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT).  

Si te interesa colaborar y ayudar a que en 2018 el número de donantes y de trasplantes aumente, es muy sencillo. A continuación, te explicamos los conceptos más básicos que necesitas conocer para hacerte donante.

Qué es la donación

La donación es un gesto completamente altruista y desinteresado que realizan las personas para ayudar a aquellos que lo necesitan donando sangre, médula ósea y tejidos u órganos.

Requisitos para ser donante

Dependiendo de lo que vayas a donar, tendrás que cumplir una serie de requisitos.

Donar sangre:

  • Mayor de edad y menor de 65 años.
  • Pesar más de 50 kilogramos.
  •  No haber padecido enfermedades como la malaria/paludismo, leishmaniosis, enfermedad de Chagas, de transmisión sexual, cáncer o relacionadas con el corazón o los pulmones.
  • No haber sido sometido a cirugías, transfusiones, tatuajes o piercing en los últimos meses.
  • No estar en tratamiento con antibióticos, antiparasitarios o antivirales.

Donar tejidos u órganos: 

  • No existe requisito de edad.
  • Dejar por escrito o comunicar a los familiares la voluntad de donar una vez muerto.
  • No se deben padecer enfermedades que puedan ser transmisibles.
  • Se debe fallecer en un hospital.

Donar médula ósea: 

  • Mayor de edad y menor de 55 años.
  • Facilitar sus datos (edad, dirección, teléfono, breve historial clínico).
  • No padecer enfermedades como hipertensión, diabetes, enfermedad cardiovascular, hepática, hematológica, cáncer, hepatitis B o C y VIH.
  • No tener antecedentes de enfermedad inflamatoria ocular o fibromialgia, riesgos de trombosis.
  • No estar embarazada o estar en periodo de lactancia.

Cómo puedo donar

Lo principal para hacerte donante es informarte bien sobre la donación y los pasos que se deben cumplir para poder realizar la donación.
Según el tipo de donación que quieras llevar a cabo, deberás seguir unos pasos que te detallamos a continuación.

Donar sangre: 

  • Información sobre el proceso.
  • Rellenar un formulario médico.
  • Realizar una entrevista médica.
  • Extracción de la sangre.

Donar tejidos u órganos: 

  • Inscribirse en el listado de donante de órganos o tejidos.

Donar médula ósea: 

  • Información sobre el proceso.
  • Inscribirse como donante.
  • Acudir al centro de referencia de donantes más cercano y extraer sangre.
  • Si resultas compatible se deben obtener las células madre del donante.

¿Todavía no eres donante? ¿A qué esperas? Hoy es buen día para comenzar.

Contenidos recomendados

¿Tiene ventajas comer alimentos ecológicos?

Los productos ecológicos son muy beneficiosos para la salud y para el medio ambiente. Existen muchos beneficios en consumir este tipo de alimentos, ya que su proceso de cultivo es totalmente natural, sin ser alterado genéticamente. ¿Qué son los alimentos ecológicos? Cuando hablamos de productos o alimentos ecológicos hacemos referencia al modo en el que […]

¿Qué es el entrenamiento funcional?

El entrenamiento funcional es un entrenamiento completo que te permite optimizar todo tu cuerpo. Se caracteriza por entrenar movimientos y no músculos, es decir, a diferencia del entrenamiento convencional, se compone de ejercicios que involucran diferentes grupos o cadenas musculares y no ejercita un músculo aislado. Este entrenamiento es muy completo, y te permite realizarlo […]

¿Qué son los selladores dentales?

Los selladores dentales son coberturas de finas capas de resina de color blanco que se  colocan en la superficie de masticación del diente (conocida como cara oclusal), con la finalidad de proteger el diente de posibles formaciones o afectaciones de caries. Por ello, se considera un tratamiento preventivo, ya que su función es la de […]

Ver más contenidos

Síguenos también en nuestras Redes Sociales

la política de privacidad


Place your text here


Acepto la política de privacidad