En estas fechas señaladas que se aproximan pensamos más en nuestros queridos e intentamos juntarnos para celebrar la Navidad, pero lo cierto es que no solo durante estos días debemos pensar en ellos y preocuparnos por su bienestar. La seguridad y protección de nuestras familias es algo que nos concierne cada día.

Pensando en la idea de protección han surgido muchos productos cuya misión es garantizar el bienestar de nuestras familias cuando ya no estemos con ellos. Unos de los productos más destacados son los seguros de Vida-Riesgo que cumplen una función primordial.

Cómo funciona un seguro de Vida-Riesgo

Los seguros de Vida cumplen una función importante en la vida de las familias como es el asegurarse de que estos queden protegidos cuando uno de los miembros falte.

Cuando contratas un seguro de Vida aseguras una cantidad capital o renta que en caso de fallecimiento de la persona contratante o de invalidez, se destinará a la familia o persona beneficiaria de la misma con el fin de protegerla y darle un respaldo económico ante su pérdida.  

Quién contrata este tipo de seguros

Si has firmado o vas a firmar una hipoteca, tendrás que contratar un seguro de Vida-Riesgo de manera obligatoria. Pero no solo en estos casos, muchas familias piensan en contratar este tipo de productos cuando su familia aumenta, en el momento que la familia aumenta es importante contar una garantía de protección extra.

Por lo general en nuestro país estas pólizas se contratan entre los 30 y los 50 años que es en el momento vital en el surgen cargas familiares y económicas.

Cuál es la cantidad idónea a contratar

El capital asegurado lo elige la propia persona que contrata el seguro, aunque se recomienda que esta cantidad sea el equivalente a entre tres y cinco años de los ingresos familiares anuales.

Los beneficiarios del seguro

Este seguro puede tener dos tipos de beneficiarios. Por un lado, en los casos de fallecimiento del contratante, la persona beneficiaria será el cónyuge u otro familiar al que se quiere cuidar y proteger. En cambio, si el contratante no fallece, pero se queda en una situación de invalidez, él será el propio beneficiario del seguro, siempre pensando en la seguridad de la toda la familia.

Si estás pensando en cuidar y proteger a tu familia, el seguro de Vida-Riesgo es una de las mejores opciones que puedes barajar. En santalucía disponemos de diferentes seguros de Vida que se adaptan a cada situación y a cada familia para ofrecer la seguridad que se necesita en cada momento.
Si quieres conocer más información sobre este y otro tipo de seguros, no dudes en visitarnos y contactar con nosotros.

Contenidos recomendados

Iluminación

6 trucos para iluminar tu casa fácilmente

Conseguir que nuestra casa sea mucho más luminosa no tiene por qué convertirse en una ardua tarea de interiorismo.

Goteras

Cómo reparar las goteras

Las goteras son un problema bastante recurrente en las viviendas que puede ocasionar grandes destrozos en

Cuidado del móvil

5 consejos para cuidar tu móvil y que te dure años

La llegada de los móviles inteligentes nos ha aportado grandes avances y facilidades tanto en nuestra

Ver más contenidos

Síguenos también en nuestras Redes Sociales

la política de privacidad


Place your text here


Acepto la política de privacidad