Muchos ya habréis vuelto de las vacaciones y otros tantos estaréis disfrutando de este periodo tan esperado. De cualquier forma, seguro que todos coincidís en un pequeño detalle, los excesos del verano. Las cañas, las tapitas, que si un mojito, un postre que no se perdona, el helado de la tarde…hay tantos excesos que cometemos durante el verano que podríamos estar días enumerándolos.

Por todo ello, te proponemos un plan: descubrir si tu cuerpo está intoxicado después de los excesos veraniegos y ayudarte a limpiarlo. Este truco te sirve tanto para los excesos del verano como los del invierno.

Qué quiere decir que tu cuerpo está intoxicado

La alimentación de hoy en día está perjudicando seriamente la salud de nuestro organismo. Y es que el cuerpo humano cuenta con diferentes órganos encargados de filtrar las sustancias perjudiciales que amenazan el equilibrio de nuestro organismo, pero si consumimos en exceso productos perjudiciales, no serán capaces de corregirlo.

Señales de alarma

El cuerpo es muy sabio y ante cualquier cambio reaccionará para intentar mantenerlo equilibrado y a salvo. Algunas de estas señales pueden estar provocadas por diferentes dolencias, pero si las sufres, haz un análisis de tu alimentación para poder descartar que tu cuerpo este intoxicado.

  • Alteraciones del sueño: puedes sufrir tanto somnolencia como falta de sueño, y es que cada cuerpo reaccionará de manera diferente.
  • Hinchazón abdominal: tener el abdomen hinchado es una señal de que algo en nuestro cuerpo no va bien. Puede que nos falte fibra en nuestra dieta o que a nuestro aparato digestivo le esté costando hacer la digestión.
  • Dolor de cabeza: la alimentación influye mucho en todo nuestro cuerpo y, simplemente, con unos cambios en los alimentos podemos aliviar los dolores de cabeza.
  • Problemas en la piel: acné, piel apagada, ojeras muy marcadas, sequedad en la piel… son solo algunos de los problemas que provocan la mala alimentación en la piel.
  • Bajos niveles de energía: si tu alimentación no es la correcta, tu cuerpo no tendrá la energía que necesita para realizar todas las funciones.

Cómo prevenir la intoxicación del organismo

Lo primero que debemos hacer es llevar una vida sana y equilibrada, lo que quiere decir, cuidar la alimentación y realizar ejercicio de manera habitual.

  • Alimentación: en la medida que sea posible, intenta prescindir de alimentos procesados. Consume productos naturales y frescos para introducir en tu organismo el menor número de sustancias artificiales posibles. Procura evitar las bebidas azucaradas y la conocida como comida rápida, que solo aporta calorías vacías.
  • Ejercicio: llevar una vida activa es una de las premisas para cuidarnos. Y es que realizando ejercicio de manera habitual nuestro cuerpo se mantiene sano y en forma, lo que quiere decir que estará mejor preparado para combatir posibles amenazas.
  • Descansar: respetar las horas de descanso y de sueño. Intenta que el sueño sea reparador para que nuestro cuerpo descanse, a la vez que el organismo realiza todas las funciones vitales básicas.

Si mejorando el estilo de vida, no sientes una mejoría en tu cuerpo; sería recomendable acudir el médico para que realice un examen médico y se descarten otras posibles patologías.

Contenidos recomendados

Diabetes

Vivir con diabetes

¿Sabías que el 80 % de los casos de diabetes tipo II podrían evitarse gracias a la prevención? Y no lo decimos nosotros,

Memoria

Ejercicios para una memoria ágil

Mantener una memoria ágil y en forma es una de las preocupaciones que nos empiezan a rondar en la

Efectos del móvil

Cómo afecta el teléfono móvil a nuestra salud

Mucho se habla sobre los efectos negativos de las ondas del teléfono móvil, pero ¿sabes realmente cuáles

Ver más contenidos

Síguenos también en nuestras Redes Sociales

la política de privacidad


Place your text here


Acepto la política de privacidad