Es muy habitual que, en un lenguaje coloquial, utilicemos la palabra ‘robo’ para referirnos a cualquier sustracción de bienes. Sin embargo, podríamos llevarnos muchas sorpresas si usamos este concepto de manera genérica a la hora de recurrir a nuestro seguro de hogar ya que es muy habitual que en muchas pólizas no aparezca ninguna referencia al término “hurto” pero sí a “robo”, dos conceptos que presentan significados diferentes.

Saber cuál es la diferencia entre estos dos términos es sumamente importante ya que hay que tener en cuenta que todos los seguros de Hogar cubren los robos, pero normalmente ninguno se hace cargo de los hurtos que se produzcan al asegurado. Por ello vamos a explicar detalladamente la diferencia que existe entre robo y hurto en el código penal y cómo afecta esto al seguro de hogar.

¿Qué es un hurto?

La jurisdicción española define el hurto como un delito contra la propiedad, la posesión o el uso que consiste en la sustracción sin autorización de un bien ajeno, sin emplear la fuerza o la violencia en las personas. En esta definición encontramos las características fundamentales que definen al hurto: sustracción de bienes sin emplear la fuerza ni la violencia en las personas.

El Código Penal establece que si el valor de los bienes hurtados no supera los 400 euros, se considera un delito leve, imponiendo al infractor una multa y una pena de prisión de 1 a 3 meses. En cambio, si ese valor supera la cifra de 400 euros, la pena de prisión se aumenta de 6 a 18 meses.

Ejemplo de hurto en el hogar 

Dejar la puerta de casa abierta por un descuido que favorece que el delincuente pueda entrar sin emplear la fuerza o la violencia y sustraiga bienes, joyas, dinero u objetos personales como ordenadores, móviles, televisores, etc. 

¿Qué es un robo?

Por su parte, se define el robo como como un delito contra la propiedad que consiste en el apoderamiento de bienes ajenos. Además, a diferencia del hurto, en el robo se emplea la fuerza y/o la violencia en las personas y la intimidación, provocando esta situación que las personas a las que se les ha sustraído sus bienes se conviertan en víctimas por el método en cómo se ha producido.

Ejemplo de robo en el hogar

Sería el mismo caso que en el hurto, pero aquí la diferencia radica en que el delincuente entra en la vivienda empleando la fuerza a través de puertas o ventanas y en ocasiones, la violencia contra la persona o personas que se encuentran en el inmueble en ese momento con la intención de sustraer cualquier tipo de bien.

Las coberturas que ofrece un seguro de hogar

Las coberturas que ofrece un seguro ante un robo no solo depende de la compañía aseguradora sino también del producto que tengamos contratado. Por ello, contar con el seguro de hogar como nuestro seguro hogar iPlus nos mantendrá protegidos ante cualquier problema o imprevisto que surja en casa.

Algunas de las coberturas, relacionadas con el robo, más habituales que solemos encontrar en un seguro de hogar son las siguientes:

  • Daños causados en el domicilio durante el robo: lo más habitual es la cobertura del continente para reparar los daños y destrozos que se producen en la vivienda cuando existe un robo.
  • Reparación o reemplazo de la cerradura: puede aparecer separada de la anterior, aunque en realidad pertenecen al mismo tipo de daño. Lo habitual es que la cerradura se sustituya por otra nueva cuando haya sido forzada por algún ladrón con la intención de entrar a robar en el domicilio.
  • Bienes de alto valor económico: en el caso de que se sustraigan joyas o bienes de alto valor económico, aquellos que estuvieran guardados en una caja fuerte y hayan sido extraídos de ella podrían entrar dentro de la cobertura del seguro de hogar si así lo contratamos previamente.

Consejos prácticos para evitar robos y hurtos en el hogar

  • No escribir nunca la dirección de casa en el llavero.
  • Cerrar bien todas las ventanas y puertas antes de salir de casa.
  • Instalar alarmas y/o cámaras de vigilancia para hacer más seguro el domicilio.
  • Cambiar la cerradura si hemos dejado las llaves a obreros u otros profesionales para entrar en el hogar.
  • Aviso al seguro en caso de pérdida de llaves, ya que también contempla la sustitución de cerraduras en ese caso.

Contenidos recomendados

Cuidado del móvil

5 consejos para cuidar tu móvil y que te dure años

La llegada de los móviles inteligentes nos ha aportado grandes avances y facilidades tanto en nuestra

Tasación de la vivienda

Cómo saber el valor de tasación de tu vivienda

Solicitar una hipoteca o utilizar la valoración del inmueble como referencia para fijar un precio de venta adecuado

Persiana

Cómo arreglar una persiana

Si te gusta realizar a ti mismo las tareas del hogar o quieres sentirte como un auténtico manitas,

Ver más contenidos

Síguenos también en nuestras Redes Sociales

la política de privacidad


Place your text here


Acepto la política de privacidad