En el verano muchos de nosotros nos tomamos un descanso en la rutina deportiva y la sustituimos por la playa, piscina o cualquier otra actividad –incluyendo el tinto de verano en el chiringuito-. Si este es tu caso y en verano no realizas todo el deporte que deberías, no te preocupes, llega septiembre.

Este mes es sinónimo de la vuelta al cole de los más pequeños de la casa y de la rutina del día a día en los adultos. Aunque esta rutina no tiene que ser aburrida y monótona, hacerla divertida está de tu mano.

Ya sea que llevas dos meses sin hacer nada o que este año te has propuesto comenzar y seguir en el gimnasio, queremos darte unas pautas para la vuelta al entrenamiento.

Paso 1. Empieza suavemente

Seguro que tienes en mente la buena forma física que tenías antes de comenzar este periodo estival, pero lo cierto es que quizás hayas perdido algo de fondo. Estar unos meses parado se nota mucho en nuestro cuerpo, así que el primer día ve despacio y reduce el ritmo. No intentes retomarlo justo donde lo habías dejado, lo más seguro será que te hagas daño y te lesiones nada más comenzar.  Entrenamientos

Paso 2. Motivación

Aprovecha que vienes relajado del verano y motivado para seguir en este estado. Lo bueno del deporte constante es que da resultados. Día a día podrás ir viendo pequeñas mejoras hasta llegar al punto donde lo habías dejado.

Si necesitas algo de motivación extra, no dudes en leer este artículo. Una ayudita nunca viene mal.

Paso 3. Calienta y estira

Es fundamental a la hora de realizar ejercicio, sobre todo, si vienes de un parón de unos meses o semanas. Presta mucha atención al calentamiento y no fuerces demasiado los primeros días durante el entrenamiento. Al finalizar, aunque estés cansado, no te olvides de estirar bien los músculos.

Paso 4. Paciencia

Ya hemos dicho que en el deporte se ven resultados, pero quizás no tan rápido como esperabas. Cuanto más tiempo hayas pasado parado, más tiempo te costará volver al nivel anterior. Escucha a tu cuerpo y no te desmotives, son dos aspectos claves para mejorar y aguantar en el tiempo.

Paso 5. Varía

Con el nuevo “curso” puedes probar algún que otro deporte o rutina nueva. Cambiar siempre hará que tengas una motivación extra en tu día a día por la novedad del entrenamiento y la capacidad de superación y mejora.

Recuerda que esta vuelta a la rutina deportiva debe estar acompañada por una vuelta a la rutina alimentaria. Cuida tu cuerpo, tu alimentación y tu mente, enseguida notarás la recompensa.

Contenidos recomendados

Telemedicina: el futuro cada vez más cerca

Ya hace tiempo que la distancia física dejó de ser un impedimento para establecer un diagnóstico sobre la salud. La telemedicina, término acuñado por la OMS a finales de los 80 del siglo pasado, mejora la asistencia, resuelve nuevas demandas de los pacientes y afronta retos frente al envejecimiento de la población. La inteligencia artificial […]

¿A qué se debe la pérdida de olfato?

La pérdida de olfato se denomina anosmia. Puede tratarse de una situación pasajera o de un problema permanente. También puede ocurrir que experimentes una reducción del sentido; a esa pérdida parcial se la conoce como hiposmia. Descubre qué produce este trastorno otorrinolaringológico, cuáles son las soluciones y cómo afecta a tu vida. Causas de la […]

Alimentos ricos en vitamina D

El estado de alarma se alarga y una de las principales preocupaciones y consecuencias del periodo de confinamiento en nuestras casas es la falta de sol. El astro rey es el encargado de proporcionarnos parte de la vitamina D que nuestro cuerpo necesita, pero también existen una serie de alimentos ricos en vitamina D con […]

Ver más contenidos

Síguenos también en nuestras Redes Sociales

la política de privacidad


Place your text here


Acepto la política de privacidad