Nunca sabes cuándo puede romperse un grifo en tu casa, pero sí que sabes que a veces las cosas se estropean cuando menos te lo esperas. Por eso, si tienes un imprevisto, te ayudamos a que lo resuelvas, porque hay algunos cambios fáciles que puedes hacer tú en casa con pocos recursos y en poco tiempo.

Lo primero que debes saber es que lo más recomendable es llamar a un especialista que pueda ayudarte y que asista a tu casa para identificar el problema. Sin embargo, si prefieres no esperar o no puedes costearlo, te recomendamos seguir leyendo para conocer qué tipos de grifo existen y cómo puedes arreglarlos si gotean:

Tipos de grifos

En primer lugar, nos encontramos con los grifos individuales, con un único mando de apertura que te permite regular el agua con una única temperatura: fría o caliente.

Por otro lado, los grifos monoblocks, que son aquellos más frecuentes, compuestos por dos mandos: uno para modular el agua fría y otro el agua caliente.

Además, encontramos los conocidos como monomandos, aquellos que podemos mover de izquierda a derecha (y a la inversa) para controlar la temperatura del agua, al igual que de abajo a arriba para regular la presión a la que sale el agua.

Por último, el grifo más avanzado de los que hemos comentado, que es el mezclador termostático, aquellos que aun teniendo dos mandos permiten regular la temperatura por grados y la potencia por niveles de fuerza, por lo que es el que permite adaptarse a cualquier exigencia.

Cómo solucionar el goteo de estos grifos

No basta con que cierres el grifo, lo primero que tienes que hacer es cerrar la llave del agua. ¿Cómo se hace? Es muy sencillo:  debes buscar la llave de paso del agua y cerrarla para evitar fugas durante este proceso (puedes comprobarlo abriendo el grifo después y verificando que no sale agua).

Una vez completado el primer paso, debes seguir este procedimiento:

  • Retiramos el embellecedor y la llave del grifo, o bien hacia afuera o con la ayuda de una herramienta (como una llave inglesa).
  • Con ayuda de una llave inglesa debemos desenroscar la válvula o cartucho del grifo.
  • Rápidamente identificaremos si el problema se encuentra en la válvula (por rotura, deterioro o suciedad) y podemos retirarla para limpiarla o para sustituirla por otra nueva con las mismas medidas.
  • En caso de que el problema sea de la junta de caucho (es decir, la zapata), tendremos que cambiar el cartucho completo por otro nuevo de las mismas medidas.
  • Por último, montamos el grifo de nuevo y comprobamos que funcione.

Con estos sencillos trucos podrás arreglar tu grifo si gotea. Si necesitas una ayuda más detallada o el problema persiste, no dudes en contactar con un especialista, aunque ya sabes que, si tu grifo ha sufrido daños, puede que tu seguro de hogar te cubra los gastos.

Contenidos recomendados

Efectos del aire acondicionado en la salud

Cuando se acerca el buen tiempo y el calor, parece que no podemos vivir sin aire acondicionado. Son muchas las ventajas que nos proporciona este dispositivo, dormimos mejor, trabajamos más cómodamente. En resumen, consigue que casi se nos olvide que es verano y que estamos a 40 grados. A pesar de que las ventajas son […]

Infografía: Robos en verano

En verano aumentan las probabilidades de sufrir un robo, por eso debes tener mayor precaución y tomar las medidas para proteger tu hogar.

Si te vas de viaje este verano, ¡que no te roben la casa!

Una de las épocas del año más esperada es el verano. Es época de vacaciones, y posiblemente tengas planes de viajar a la playa, disfrutar del sol, ir a la montaña, relajarte… Lamentablemente, el verano es una de las estaciones del año donde se producen más hurtos y robos en el hogar, y también en […]

Ver más contenidos

Síguenos también en nuestras Redes Sociales

la política de privacidad


Place your text here


Acepto la política de privacidad