¿Te estás preguntando si debes ahorrar o invertir? La respuesta depende de tus objetivos y tu situación financiera. La buena gestión de las finanzas personales se basa en el control de los ingresos y gastos y los objetivos financieros a corto, medio y largo plazo. Para cumplir las metas o proyectos hay dos conceptos que definitivamente ayudan a llegar al objetivo. El ahorro y la inversión. Hay muchos conceptos básicos que te ayudarán en la planificación de tus finanzas para el ahorro a corto plazo y la inversión a largo plazo.

Diferencia entre ahorrar o invertir

Lo primero es saber la diferencia entre los dos conceptos, así podremos entender qué significa ahorrar o invertir:

El ahorro es guardar dinero, poco a poco. Se puede guardar dinero para un gasto específico, como pagar un préstamo o reparar algo, o se puede ahorrar sin un uso específico para ese dinero, que en un futuro pueda servir para cualquier emergencia o imprevisto.

La inversión es tomar algo de tu dinero y tratar de hacerlo crecer mediante la compra de cosas que aumentarán de valor. Por ejemplo, es posible invertir en acciones, propiedades o un fondo de inversión.

Sabiendo las diferencias principales de estos dos términos podemos analizar cuál de las dos opciones nos conviene más, según nuestras metas y situación financiera.

¿Cuándo ahorrar?

Si al analizar tu situación financiera y tus metas, te das cuenta de que necesitas el dinero en un corto plazo, la mejor idea es ahorrar. Si obtienes ingresos extra es una buena idea ahorrarlos, a menos que necesites el dinero para cubrir deudas y préstamos.

La mejor manera de poder ahorrar es elaborando un plan, anotar los ingresos y gastos mensuales, ver dónde se pueden reducir gastos y apartar el dinero que sobra a fin de mes. Existe una regla básica que ayuda a saber qué porcentaje de dinero debes destinar en el mes, es la regla del 50-30-20. Te explicamos qué significan estos números:

  • 50% es el porcentaje que se debe destinar del total de los ingresos a cubrir las necesidades básicas, la vivienda, alimentos, luz, agua…
  • 30% es la cantidad que se podría dejar para gustos o deseos, como: salir a comer, ir al cine y vacaciones
  • 20% se destinaría a constituir la base del ahorro.

¿Cuándo invertir?

Por otra parte, hay quien prefiere invertir en vez de ahorrar. Si las metas que se anhelan alcanzar son a medio o largo plazo, ésta es la opción indicada. Si ya tienes ahorros y no necesitas el dinero para algo específico, puedes buscar dónde invertirlo para hacer crecer tu riqueza.

Para hacer crecer el patrimonio, el mundo de las inversiones tiene opciones para todo tipo de perfiles, desde las personas que buscan un bajo riesgo, con un mínimo rendimiento hasta los que deciden arriesgar más para incrementar su capital.

Se puede invertir en inmuebles, acciones o instrumentos financieros, cada uno tiene su nivel de riesgo y porcentaje de rendimiento. Lo que debe quedar claro es que hay dos factores que van a influir en el crecimiento del capital: La cantidad de dinero que se aporte cada mes y la duración del plan, ya que cuanto mayor sea el tiempo en que se dilate el ahorro o la inversión, mayor puede ser el rendimiento.

 

Contenidos recomendados

¿Cómo controlar la adicción a las redes sociales?

Las redes sociales como Instagram, Facebook, Twitter y los sistemas de mensajería como Whatsapp son atractivos porque su funcionamiento implica la interactividad inmediata. El uso de las redes sociales tiene un uso de carácter social para comunicarse en un ámbito popular, pero esto sin un control puede llegar a trastornar la realidad de algunos, y […]

¿Qué son las Soft Skills?

Seguramente hayas oído hablar antes sobre las Soft Skills, sobre todo si has estado buscando empleo últimamente pero, ¿qué significa ese término?. ¿Qué son las Soft Skills? El término “Soft Skills” significa habilidades blandas, es decir, aquellas habilidades interpersonales, relacionadas con un aspecto emocional o social, generalmente. ¿Por qué son tan importantes? En los últimos […]

Resiliencia: cómo afrontar situaciones adversas

Si te pedimos que pienses en una situación adversa que hayas tenido que superar, seguramente no encuentres ni una, ni dos, ni tres, sino muchísimas más. La gran mayoría de estas situaciones se pueden superar con resiliencia pero, ¿qué es la resiliencia? Resiliencia: definición La resiliencia es la capacidad que tenemos las personas para adaptarnos […]

Ver más contenidos

Síguenos también en nuestras Redes Sociales

la política de privacidad


Place your text here


Acepto la política de privacidad