Aceptar

Este sitio web utiliza cookies para la obtención de estadísticas anónimas de navegación. Si continúa navegando, entendemos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre las cookies en el apartado Política de privacidad y cookies

¿Cuánto cuesta un entierro?

  • Inicio >
  • ¿Cuánto cuesta un entierro?

Precio de un entierro

Muchas personas están interesadas en calcular cuánto cuesta un entierro. Y es que, por muy lejano que nos parezca, es un coste inevitable en el caso de no querer realizar una incineración. El precio de un entierro oscila, aproximadamente, entre 3.000 y 5.000 euros.

Este coste depende de muchos factores. En primer lugar, no es lo mismo un entierro en una ciudad o capital de provincia que en un pueblo. En segundo lugar, también influye el lugar donde se vaya a celebrar el velatorio, así como el ataúd y otros aspectos del sepelio. Por lo tanto, es importante conocer las diferentes partidas para saber cuánto vale un entierro.

A continuación, enumeramos algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de preparar el entierro de una persona:

  • Tanatorio: es muy importante encontrar un lugar cómodo, donde familiares y amigos puedan despedir a su ser querido. Debemos tener en cuenta que el coste puede variar, en base a los extras incluidos en el velatorio, lugar, etc.
  • Cementerio: el coste puede verse afectado dependiendo de si se elige un panteón, un nicho familiar, etc.
  • Ataúd: otra partida que puede cambiar el coste de un entierro, ya que, dependiendo del material con el que se construye el féretro, puede suponer un aumento relevante.
  • Coche fúnebre: si se requiere de un traslado entre el velatorio y el lugar donde se enterrará a la persona. Es un gasto necesario y vital para poder realizar el sepelio.
  • Esquela y coronas funerarias: estos gastos parecen insignificantes, pero, a la hora de tramitar un entierro, son indispensables. Con la esquela podrás compartir tu pésame y, además, avisar del lugar, fecha y hora del entierro. Es muy frecuente este tipo de comunicados en pueblos y ciudades pequeñas. Además, las flores son un obsequio que, también, tradicionalmente se ofrece en estas situaciones, como prueba del cariño hacia el fallecido.

Por supuesto, además de todo este desglose, habría que tener en cuenta el precio de las tramitaciones. Es imprescindible gestionar la documentación y formalizar el certificado de defunción de la persona, antes que cualquier otro procedimiento.

Existen otros supuestos que pueden aumentar el valor del entierro de manera exponencial. Por ejemplo, si el fallecimiento se produce en el extranjero. El traslado internacional, la asistencia de viaje y los trámites burocráticos pueden suponer un verdadero suplicio a los familiares, además de un coste muy alto: se calcula que puede ascender hasta los 6.000 euros en total.

Ahora que sabemos cuánto cuesta un entierro aproximadamente, es fácil comprender por qué tantos españoles contratan un seguro de decesos. En situaciones tan delicadas, necesitamos una ayuda eficaz. Evitar imprevistos y que alguien realice las gestiones en momentos tan duros como un fallecimiento nos será de gran ayuda. Adquiriendo este seguro, un personal especializado tramitará todos los documentos y se encargará de reservar un lugar para el sepelio, así como todos los puntos que ello implica. Por lo tanto, podrás despedirte de esa persona con tus seres queridos, sin preocuparte de nada más.